Seamos libres, lo demás no importa nada

“En el último rincón de la tierra en que me halle estaré pronto a luchar por la libertad”
Gral. San Martín

Durante la semana del 25 de Mayo de 1810, tras la destitución de Fernando VII en manos de Napoleón Bonaparte, comenzaron a librarse hechos que se convertirían en un suceso revolucionario: la formación de juntas de gobiernos provisorios. Esto decantó en lo que hoy conocemos como el Cabildo Abierto del 25 de Mayo, paso esencial en la liberación de Nuestra América. Esta hazaña que no sólo tuvo lugar en nuestro país, como hoy lo conocemos, sino que se replicó por todo el continente.

Celebramos esta fecha patria como conmemoración de aquel pueblo soberano que, sin titubear, salió a las calles a conquistar su derecho a una representación democrática. Pueblo que, hasta ese momento -bajo reglas de una sociedad monárquica, dependiente y que despreciaba a tanto a criollos y como a indios- no tenía voz; pueblo que copó la Plaza de Mayo junto a los chisperos, encabezados por French y Berutti, para presionar a aquellos que dudaban de caminar una revolución en nuestra patria que nos pusiera a tono con los gritos de libertad e igualdad que surcaban el mundo.

Reivindicamos a los patriotas como Moreno, Dorrego, Güemes, Castelli, Belgrano, Rodríguez, Artigas, Bolívar y San Martín. Figuras que, como muchos de nuestro pueblo, dieron la vida por la Revolución y por el sueño de una Patria Grande libre, justa y soberana. Aquella Patria Grande que necesariamente debe unirse y hermanarse en el sentimiento de un pueblo entero que busca un camino hacia la liberación, para lograr la verdadera y definitiva independencia. Por eso apostamos a la construcción de esa América de la que habla de Martí: “América Nuestra, para diferenciarla de la otra América, expansionista y de apetitos imperiales”.

Creemos que a las revoluciones las forjan los pueblos. Tenemos esta forma de entender nuestro pasado que se desdice con la visión hegemónica mitrista. Esa historia liberal que ve en los hechos de Mayo una revolución hecha por la gente “decente”, los pacatos, los librecambistas y pro-ingleses. Historia que pretende fortalecer la ideología dependiente. Esa historia contrarrevolucionaria, de la cual se valió y se vale la clase dominante para ahogar nuestro destino común, que es una Patria libre, justa y soberana.

A más de doscientos años seguimos apostando a la unidad de los que luchan y damos pelea contra aquellos que buscan un país para pocos, que ahogan y presionan a los sectores populares mediante políticas de ajuste. Porque entendemos que para liberarnos definitivamente debemos como pueblo, transitar el camino de revolución y cambio social. Una transformación que se de en cada rincón de nuestra patria grande, y le de revancha a los intereses imperiales que se reflejan en países hermanos.

A los enemigos de la patria, a los que conspiran contra los intereses populares día a día, a los que se les eriza el pelo cuando triunfa el poder popular por sobre la organización, a los que apoyan y reproducen el colonialismo extranjero, a los negreros, a los genocidas de ayer y de hoy, a los administradores de la miseria, a la oligarquía, a los chantas que desinforman y a los cipayos, les regalamos las palabras que San Martín le escribía a Rosas:

“A aquellos argentinos que por un índigo espíritu de partido se unan al extranjero para humillar su patria y reducirla a una condición peor que la que sufríamos en tiempo de la dominación española; una tal felonía, ni el sepulcro la puede hacer desaparecer.”

“Compañeros del Ejército de los Andes: la guerra se la tenemos que hacer como podamos, si no tenemos dinero, carne y tabaco no nos han de faltar. Cuando se acaben los vestuarios, nos vestiremos con la bayetilla que nos tejan nuestras mujeres y si no andaremos en pelotas como nuestros paisanos los indios, seamos libres y lo demás no importa nada. Compañeros, juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre, o morir con ellas como hombres de coraje.”

CONSTRUYAMOS LA SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA EN NUESTRA AMÉRICA, UNA LUCHA NECESARIAMENTE ANTIIMPERIALISTA Y REVOLUCIONARIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s