El sectarismo que ganó la FULP nos impone construir un nuevo frente de unidad estudiantil

El Congreso de la Federación Universitaria de La Plata (FULP) volvió a quedar en manos del mismo frente que la está vaciando de política popular y, cada vez más, arrinconada en un sectarismo bobo y estéril.

El viernes 3 de julio se realizó el congreso de la FULP. La organización mayoritaria Mella, que doblaba en votos a sus dos socios juntos (Partido Obrero y Partido Comunista Revolucionario), quedó cautiva de una maniobra construida por los integrantes de su propio frente, que imposibilitó ampliar la conducción para dotar al órgano gremial de una política acorde a los tiempos que corren en Nuestra América. La Mella propuso la integración de nuestra fuerza a la conducción para encarar un proceso de renovación política, con capacidad de recrear nuevos repertorios de lucha y romper el sectarismo vigente de la FULP.

El PO en clara señal de ruptura lanzó una propaganda artera y mentirosa contra Liberación, no para atacarnos a nosotros, sino para minar la posibilidad de concretar un frente que en su expresión logre incorporar a sus políticas a más sectores ausentes (de la izquierda y del campo patriótico). La FULP quedó resumida a un acuerdo de negocios políticos entre tres fuerzas, donde lo que menos importa es la política y la unidad en la acción de más organizaciones, muchas de las cuales no conducen centros de estudiantes pero que indudablemente existen y representan a muchos compañeros universitarios.

Analizamos profundamente la convocatoria que nos hizo La Mella para integrarnos, y evaluamos que si ellos estaban decididos a encarar ese proceso debíamos incorporarnos para transformar la FULP. De este modo participamos en los diferentes debates políticos por una Federación que no se enquiste en un falso consenso de unidad, que en definitiva concluye reducido al sectarismo izquierdista. En donde lo único que se expresa es la política de dos partidos (PO y PCR) que sólo saben construir desde el antikirchnerismo, como si eso fuese un carácter estratégico para los miles de estudiantes de la UNLP. Dicha cualidad rompe con toda oportunidad de construir los repertorios de lucha en unidad popular y antiimperialista, condición necesaria para conquistar reivindicaciones reales.

Increíblemente La Mella no pudo hacer valer todo su peso ante el escuálido y mesocrático Partido Obrero –que de obrero solo tiene el Amargo-, y se cerró la FULP más debilitada que antes. Porque con tan pequeña unidad no se puede ir por el comedor turno noche, por la ampliación del albergue universitario, por más y mejores becas económicas para los estudiantes, y mucho menos, para concretar una nueva Ley de Educación Superior que derrumbe los negocios con las multinacionales.

Los que ven enemigos en el campo de la patria o son pasivos de los ataques arteros que reciben, comenten el mismo error que tuvieron tiempo atrás organizaciones autodenominadas de izquierda, como, por ejemplo marchando con Blumberg en la cruzada contra los pobres, con la Sociedad Rural y, últimamente, haciendo conferencias de prensa con Patricia Bulrrich y Laura Alonso para consagrar la operación Nisman de la Embajada de Estados Unidos.

Como Movimiento Estudiantil Liberación continuaremos nuestra militancia en la búsqueda de conformar un espacio real que integre a las organizaciones patrióticas, populares y antiimperialistas. Un frente que logre torcer el sectarismo troskista en el que derivó la FULP y amplíe los márgenes de participación.

Fuimos, como Liberación, los que con la resistencia a Menem y a De la Rua le arrebatamos la conducción de la FULP a la neoliberal Franja Morada el 19 de diciembre del 2001 y peleamos en el Puente Pueyrredón junto a Darío Santillán y Maximiliano Kosteki para echar a Duhalde del gobierno nacional. Hoy nuestra tarea será construir la fuerza necesaria para conquistar la FULP que porte los valores bolivarianos, la integración pluricultural, el socialismo y la rebeldía antiimperialista. Es nuestro tiempo. Es la hora de los pueblos y estamos en marcha.

Anuncios

Una respuesta a “El sectarismo que ganó la FULP nos impone construir un nuevo frente de unidad estudiantil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s